APÓSTOLES DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO




Como católico-cristiano somos llamados a ser apóstoles. La prueba! El Bautismo! En la ceremonia de nuestro Bautismo, inmediatamente después de que el agua ha sido derramada sobre la cabeza y la formula trinitaria se ha pronunciado, el Ministro, unge la cabeza del recién bautizado con el crisma dándole una triple función a él o a ella: ser Sacerdote, Profeta y Rey. El Profeta que significa esto? Simplemente esto: extender el reino de Cristo a través de palabra y ejemplo!

A continuación, La Confirmación! La confirmación da fuerza a los dones del Espíritu Santo en nosotros, pero también nos llama a vivir activamente nuestro papel como Apóstoles. El Obispo dice “ahora usted esta llamado a difundir la fe y a defender la fe” los soldados de Cristo, Misioneros del Señor, Apóstoles del Rey de Reyes, todas estas funciones, son para ser llevados seriamente, fluyendo de las gracias de la Confirmación. Y si somos llamados a las alturas de la imitación de Cristo, incluso derramar nuestra sangre y morir como mártir! Que la gracia de Dios nos de soporte y nos sostenga!

Por último, las últimas palabras de Jesús en el Evangelio de San Mateo son un mandato misionero: "Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo». (Mateo 28:19-20) 
Por lo tanto, convencidos de nuestro llamado a ser apóstoles, ¿cómo podemos llevar a cabo este sublime al demandar la comisión?

Arzobispo Fulton J. Sheen viene a nuestro rescate con estas palabras sencillas pero claras de Jesús mismo: "primero venga y, a continuación, vaya!"   Este debe ser el orden cronológico.  En primer lugar, debemos venir a estar con Jesús, pasar tiempo con él, llegar a conocerlo, amarlo y compartir sus mismos intereses.  Según San Ignacio en la contemplación de la llamada del Rey, es evitar ser sordos a la llamada del Rey, pero también es conquistar el mundo entero para el rey!

En otras palabras, debemos prepararnos para ser un apóstol eficaz. La primera y la calidad más esencial es, la oración profunda, que para Santa Teresa de Ávila es profunda AMISTAD con Jesús.
Además, un verdadero apóstol debe estudiar para conocer mejor al Señor.  El Papa Benedicto XVI ha proclamado "Año de la fe" desde octubre de 2012 hasta noviembre de 2013. En este año el vicario de Cristo nos anima a conocer nuestra fe mediante un regreso a estudiar.  En concreto, el Santo Padre recomienda que nosotros leamos los documentos del Concilio Vaticano II, así como el Catecismo de la Iglesia Católica.  En obediencia al Santo padre, leyendo, estudiando, asimilando e implementando esta enseñanza eclesial, sin duda, nos preparamos para ser apóstoles eficaces en nuestro mundo moderno!

Dom Chautard en su clásico "Alma de todo apostolado" observa agudamente que, si uno no está bien preparado doctrinalmente, a través de estudio adecuado, uno podría acabar  causando estragos en las almas que se acercan, en lugar de ilustrar y santificar!  Recordar el ejemplo de Jesús: 30, 3 y 3.  Jesús pasó treinta años en la tranquila casa de Nazaret, preparándose el mismo para su misión: Ministerio activo, que tenía sólo fueron tres años. Finalmente El pasó tres horas en la Cruz redimiéndonos por Su Preciosa Sangre!

¿Después de una preparación seria, y entonces que, donde empiezo?  "La caridad empieza por casa!"  El primer apostolado debe ser la propia familia, que ha sido llamado por el Concilio Vaticano II como, "Iglesia Doméstica".  Siendo este el cado, de qué formas concretas puedo ser un apóstol, en mi propia casa?  ¡Aquí vamos!


1. ORACIÓN/MISA/SANTA COMUNIÓN.  En primer lugar y por encima de todo, orar por su familia! Manden a ofrecer Misas, ofrezcan su propia comunión y consagren su familia a María.  Esto hecho, el suelo de los miembros de su familia, se convertirá en un campo de semilla madura, en la que la gracia de Dios puede ser infundida fructíferamente. 

2. ORACIÓN DE LA MAÑANA.   Al despertar, los primeros pensamientos y expresiones deben de ser de gratitud a Dios y el ofrecimiento de la mañana.

3. ORACIÓN EN EL CARRO.  Los padres que proporcionan transporte para sus hijos a la escuela podrían aprovechar estos pocos minutos para orar con sus hijos, Rosario o al menos una década o dos.

4. LAS COMIDAS.  Bendecir las comidas juntos!  Haciendo esto Jesús se sienta a la mesa con la familia!   Lo mejor de invitados!

5. ROSARIO EN FAMILIA!  Nuestra Señora de Fátima apareció seis veces a tres pastorcitos, Lucía, Jacinta y Francisco, desde Mayo hasta Octubre. Cada vez que se aparecía, ella fuertemente exhorta a "Rezar el Rosario!" No sólo eso, sino que su nombre en Fátima fue "Nuestra Señora del Rosario".  Quince minutos al día y el cielo por toda la eternidad!  No es un mal negocio!

6. ORACIONES DE LA NOCHE.  Los padres deben poner sus hijos a la cama, pero en el proceso---aunque sea corto, orar con sus hijos.  Iniciar y finalizar nuestro día con Dios, magnífico!


7. CONFESIÓN MENSUAL, POR LO MENOS!  Los padres que tienen hijos que no pueden conducir, tienen la obligación moral de proporcionar frecuente recepción de los sacramentos para sus hijos, la Eucaristía y la confesión! Siendo negligente en esto, podría dar como resultado, niños que más tarde perderán su fe! Los padres, sean responsables de la salvación de sus hijos!

8. MISA DIARIA!   El tiempo de vacaciones, "el tiempo de inactividad" del trabajo a la escuela, a Misa. No hay mayor regalo que Jesús en la Eucaristía!  Ninguna acción mayor sobre la tierra que el recibir la Santa Comunión, con amor ardiente!


9. DVD'' S & PELÍCULAS!  Padre Pio, John Bosco, Molokai, Santa Rita, Madre Teresa, JPII, Juan XXIII, San Francis, el Cura de Ars, Kolbe, Santa Teresa y Santa Teresa de Ávila---todos ellos están para nuestra visualización y regocijo! Reservar tiempo de familia para ver buenas películas o DVD. Esta es una forma de apostolado!


10. MARÍA Y EL ESCAPULARIO!  Por último, asegúrese de que todos los miembros de su familia lleven el Escapulario de Nuestra Señora del Monte Carmelo, llamado la "Prenda de Gracia". Llevando este Escapulario, entramos a la familia de María, usar su prenda, recibir bendiciones especiales y puede descansar en paz bajo su mirada amorosa y en las profundidades de su Corazón 
Inmaculado!

En resumen, mis amigos, la cosecha es rica y los obreros son pocos. Preparemos nuestras mentes, corazones y almas a participar en la compañía más noble en el mundo: a trabajar codo a codo con Jesús, el Señor de Señores y Rey de Reyes, en la salvación de las almas de todo el mundo! 

Escrito: Fr. Ed Broom/Traducción: Gloria Muñoz