SAN JUAN NEUMAN: MODELO DE SANTIDAD PARA OBISPOS


Todos necesitamos una brújula y ejemplos en quien modelar nuestra vida; un obispo tiene un ejemplo en sumo grado de aquellos que la Iglesia reconoce que ahora gozan de la gloria del cielo, los santos obispos como san Juan Neuman (1811-186), que la Iglesia celebra el 5 de enero y cuyo lema fue “Pasión de Cristo, fortaléceme.”

¿Cuáles fueron algunas de las virtudes más destacadas que san Juan Neuman dejó como patrimonio al mundo?

1. AMOR POR EL SACERDOCIO.  San Juan Neuman nació en Bohemia, lo que es ahora parte de la República Checa, ahí ingresó al seminario, y después de haber completado su preparación para el sacerdocio, su Obispo decide que no realizaría ahí más ordenaciones porque habían demasiados sacerdotes.  Con un solo billete de un dolar en su bolsillo, viaja a los Estados Unidos y en Nueva York fue ordenado sacerdote.  ¡Qué ejemplo inspirador para nosotros sacerdotes a reavivar nuestro amor por nuestro sacerdocio, y para los jóvenes para que escuchen el llamado de Jesús de trabajar en su viña para la salvación de las almas.

2.  IDIOMAS.  En el seminario se dedicó al studio de los idiomas, en los que 5 años aprendió cinco lenguas.  Al llegar a los Estados Unidos, continuó  aprendiendo idiomas para comunicarse con los inmigrantes y pobres y para mejor desempeñar su apostolado.  Los inmigrantes encontraron en él un amigo, un hermano en Cristo y padre en quién confiar.  También apredió el idioma gaélica de los inmigrantes procedentes de Irlanda, y dominaba tan bien la lengua que en una ocación una anciana irlandesa llegó a pensar que era nativo de Irlanda. “Me he hecho todo a todos para salvar a toda costa a alungos” dice san Pablo. (1 Cor 9, 22)

3.  SACRIFICIO POR LAS ALMAS.  Al comenzar su apostolado en Bufalo, estado de Nueva York, pasaba la mayor parte de su tiempo visitando poblado tras poblado, visitando a enfermos, enseñando catecismo, y administrando los sacramentos. Recorría los poblados montado a caballo, pero como era de corta estatura, sus pies no alcanzaban los estribos.

4.  SOLEDAD.  Vivía lejos de su patria, y a pesar de visitar a muchos, no podia aliviar el hecho que estaba solo.  Ingreso como sacerdote religioso redentorista a la congregación fundada por san Alfonso María Ligorio y en poco tiempo le otorgan el rango de primer Provincial de la congregación.  El buen testimonio de su ejemplo nos debe impulsar a todos – obispos, sacerdotes y laicos – a que llenemos el vacio con Dios, los santos y el apoyo de nuestra comunidad que nos ama.  San Juan Neuman, ¡intercede por nuestros obispos ante Dios para darles fortaleza!

5.  LA GRAN SORPRESA DE SU VIDA.  El Santo Padre le manda un comunicado pídiendole que sea obispo de Filadelfía, una histórica e importante ciudad norteamericana, y él acepta su elección como obispo, manifestando su obediencia y su lealtad.

6.  TRABAJO PASTORAL.  No pierde tiempo, el nuevo obispo se dedica a trabajar fuertemente por la santificación y la salvación de su rebaño.  Su episcopado duró ocho años, pero en su corta vida, logró mucho, el 5 de enero de 1860, Juan Neumann colapsó en la calle de una ciudad y murió de un ataque al corazón a los 49 años.  ¡La vida es corta y el tiempo apremia!

7.  IGLESIAS CATÓLICAS.  Cuando llegó solo habían 2 iglesias católicas y en 1860 cuando murió, ¡en la diócesis habían 80 iglesias!  Abririó una iglesia cada mes por 8 años hasta el día de su muerte.  Conocía las necesidades de su pueblo, los inmigrantes, conocía el anhelo de las almas de una ir a una casa de oración, y se ocupó de responder a las necesidades de su pueblo inmigrante.  Las Iglesias mas bellas fueron precisamente estas, que fueron construidas con el apoyo y contribución de los inmigrantes que aportaron su tiempo, talento, trabajo y buena voluntad.



8.  ESCUELAS PARROQUIALES.  Aparte de las Iglesias parroquiales que se contruyeron, Neuman, conocia bien la importancia de una buena educación católica,y fue instrumento clave en abrir escuelas parroquiales.  Convocó a las religiosas a que se ocuparan de la educación y formación de los niños y jóvenes en la fe católica y en el apoyo de los sacerdotes.  En aquel entonces, los protestantes llamaban a los católicos los “no-saben nada” por su falta de conocimiento en todo lo que concierte la fe.  Pero Neuman haría que cambiara el curso, y ahora se le considera a él y Santa Elizabeth Ann Seton, SC, los fundadores del primer sistema educativo católico en los Estados Unidos.  Dirijamos nuestra plegaria a estos dos grandes santos intercedan ante Dios por nuestras escuelas católicas para que con renovado vigor enseñen la plenitud de la verdad.  Pidamos también por nuestros obispos, que tienen la responsabilidad, como primeros educadores de sus diócesis, de proteger, guardar y promover una solida educación católica para nuestros niños y jóvenes.

9.  ADORACIÓN EUCARÍSTICA.  Sucedió una vez Neuman mientras que trabajaba escribiendo sobre su escritorio, se quedó dormido y se cayó la vela y quemó todas las cartas menos una. En esta carta presentaba la devoción de las cuarenta horas a los, es decir, presentaba y exhortaba a las parroquias la adoración continua al Santísimo Sacramento por 40 horas.  Neuman inició la práctica se expandió por todo el pais como fuego.  Hasta el dia de hoy, las parroquias continuan con las 40 horas de adoracion a Jesús sacramentado, todo gracias a la iniciativa de San Juan Neuman.

10.  HUMILDAD.  Neuman escribió una carta al Papa pidiéndole que le relevara de su episcopales porque no se consideraba suficientemente competente como para cumplir con sus obligaciones y consideraba que por su acento tan marcado y su falta y le faltaba refinamiento.  Es más, él pensaba que carecia de talentos para administrar.  Por esto es que pedía que se le permitiera retirarse de su puesto y se le permitiera trabajar en una diocesis más sencilla en donde pudiese trabajar con la los pobres, los agricultores y mineros, porque él pensaba que aquí es donde pertenecía.  Pero el Santo Padre no aceptó su petición.  Muchas veces los designios de Dios no son los nuestros.  Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. (Is 55, 9).  A los 49 años de edad, mientras que caminaba en las calles de la ciudad, murió de un infarto.  En solo 8 años de obispado, Juan Neuman logró transformar radicalmente una de las diocesis de más prestigio en todo el país.  Esto lo logró por su profunda humildad, su gran amor por su pueblo, el rebaño que Dios le había encomendado pero especialmente por el gran amor que tenía a Dios y en cumplir su santa voluntad.




OBISPOS.  Pidamos a Dios, por la intercesión del obispo San Juan Neuman, por los obispos del mundo entero, especialmente por los obispos de los Estados Unidos, para san Juan Neuman sea su modelo, inspiración, guía, y estrella luminosa en su importantísima vocación de seguir a Jesus el Buen Pastor.  Que el Espíritu Santo encienda en nuestros obispos el celo por la salvación de las almas y la gloria de Dios, tal como lo hizo el santo obispo San Juan Neuman! Amén.